Es un producto especialmente formulado para permitir la dilución de sintéticos que deberán ser pintados al aire y con soplete. Si el pintado se realiza a pincel se aconseja el aguarrás mineral. Su exclusiva fórmula, mezcla de alifáticos y aromáticos sin presencia de alcohol, permite manejar el tiempo de secado y la nivelación, dando a la película de pintura la resistencia adecuada.